3.16. MALAQUÍAS

Como Malaquías significa "mi mensajero", no se sabe si éste es el nombre del autor del libro o simplemente se trata de un autor anónimo. Si se trata de esto último, sería éste el único de los libros proféticos del AT escrito en forma anónima.

Sin embargo, no hay una razón válida por la cual no deba considerarse a Malaquías como un nombre propio. Malaquías es el último en la secuencia de los profetas, y su libro también es el último libro profético escrito en la era precristiana.

Sus mensajes muestran que fue escrito después del reino de Judá, cuando el país era regido por un gobernador (Malaquías 1:8), o sea durante el período persa.

Evidentemente, el templo había sido reconstruido, pues se ofrecían sacrificios en forma regularen el tiempo de las actividades del profeta (Malaquías 1:7-10).

Los abusos que Malaquías reprocha son mayormente los mismos que Nehemías encontró al regresar a Jerusalén para iniciar su segundo período de gobierno (Malaquías 3:8-9; cf. Nehemías 13:10-12; Malaquías 2:11-16; cf. Nehemías 13: 23-27).

Desafortunadamente no puede situarse con exactitud el segundo período del gobierno de Nehemías, por lo que resulta un tanto difícil ubicar el libro de Malaquías.

El primer período del gobierno de Nehemías fue de 444 a 432 a. C. (cap. 5: 14), después de lo cual fue llamado a regresar a Persia. Allí pasó un número no determinado de años antes de que volviera a Judea y descubriera los abusos descritos en el cap. 13.

Las vigorosas medidas tomadas por el gobernador pronto remediaron la situación que encontró allí.

Esto hace pensar que la obra de Malaquías pudo haber sido posterior al primer período de Nehemías como gobernador, pero anterior a su regreso a Jerusalén desde la capital persa.

Por esto probablemente pueda asignarse al libro una fecha alrededor de 425 a. C.