4.04. (1) La promesa hecha a Abrahán de que tendría "descendencia"

"Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra"(Génesis 12:7).

"Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre" (Génesis 13:15).

"En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz" (Génesis 22:18).

señalaba claramente a Cristo:

"Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham" (Mateo 1:1).

"Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo" (Gálatas 3:16).

pero halló también un cumplimiento real y verdadero en el nacimiento de Isaac:

"Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada" (Génesis 13:16).

"Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo: No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará. Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia... Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años" (Génesis 15:4, 5, 13).

"Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti... Y la bendeciré, y también te daré de ella hijo; sí, la bendeciré, y vendrá a ser madre de naciones; reyes de pueblos vendrán de ella... Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él. Y en cuanto a Ismael, también te he oído; he aquí que le bendeciré, y le haré fructificar y multiplicar mucho en gran manera; doce príncipes engendrará, y haré de él una gran nación. Mas yo estableceré mi pacto con Isaac, el que Sara te dará a luz por este tiempo el año que viene". (Génesis 17:7, 16, 19-21).

"Entonces dijo: De cierto volveré a ti; y según el tiempo de la vida, he aquí que Sara tu mujer tendrá un hijo. Y Sara escuchaba a la puerta de la tienda, que estaba detrás de él" (Génesis 18:10).

"Visitó Jehová a Sara, como había dicho, e hizo Jehová con Sara como había hablado... Y llamó Abraham el nombre de su hijo que le nació, que le dio a luz Sara, Isaac" (Génesis 21:1, 3).

En verdad, el primer cumplimiento correspondiente a Isaac, simbolizaba el cumplimiento completo en Cristo.