4.05. Profecías que tienen doble aplicación - II

Se hace evidente que ciertas profecías del AT que señalan la venida del Mesías y el establecimiento de su reino, se aplican en parte al primer advenimiento, y en parte al segundo.

Así Cristo, en su primer sermón predicado en Nazaret, citó Isaias 61:1-3, diciendo que se cumplía "hoy" (Lucas 4: 16-21), pero en forma significativa omitió la referencia al "día de venganza del Dios nuestro" (Isaias 61:2) - por la sencilla razón de que el "día de venganza" sólo ocurre en ocasión de la segunda venida.

La obra encomendada a Elías de volver los corazones de los israelitas a su Padre celestial (1 Reyes 18:36-40) es usada por profetas posteriores como símbolo de la obra de Juan el Bautista (Isaias 40:3; Malaquías 3:1; 4:5, 6; Juan 1:23; Mateo 11:9-17; 17:10-13; Marcos 9:11-13; Lucas 7:24-27).

Es natural que surja la pregunta:

¿Cómo podemos saber cuándo puede considerarse que cierto incidente histórico tiene su equivalente en un acontecimiento posterior, o cuándo una declaración profética tiene doble aplicación?

La respuesta es ésta: cuando un autor inspirado hace tal aplicación.

El ir más allá de lo que está claramente expuesto por la Inspiración es entrar en el reino de la opinión personal. En esta época cuando sopla todo viento de doctrina, es necesario que nos aseguremos de que nuestra comprensión de la Escritura descansa sobre un firme y claro "así ha dicho Jehová" (ver Deut. 29:29; Isa. 50: 11; Jer. 2: 13; Mat. 7: 24-28; 1 Cor. 2: 4, 5, 12, 13; Efe. 4: 14; Col. 2: 2-4, 8; 2 Ped. 1: 16; Apoc. 22: 18).

En la interpretación bíblica, la única regla segura es comparar unos con otros los diferentes pasajes de las Escrituras. De ninguna otra manera podremos estar seguros de evitar las explicaciones fantásticas, y hasta grotescas, de las profecías del AT propuestas por algunos.