16.03. NAHUM - Marco histórico

Un indicio del tiempo del ministerio profético de Nahúm se halla en la referencia a la caída de No-Amón (cap. 3: 8, BJ).

Esta ciudad (conocida por los griegos con el nombre de Tebas, RVR, y más tarde como Dióspolis) fue destruida por Asurbanipal, rey de Asiria, en 663 a. C. Por lo tanto, a lo menos una parte del ministerio de Nahum debe haberse efectuado después de ese tiempo.

El profeta contempla la caída de Nínive como todavía futura (cap. 3: 7), y por eso una fecha razonable para Nahum podría ser alrededor de 640 a. C.

Siendo que esta profecía, que atañe al fin de Asiria, fue escrita cuando esa nación estaba aún en el apogeo de su poder y prosperidad, el libro de Nahúm admirablemente comprueba la profecía bíblica y atestigua de la inspiración divina de los profetas.

En el reinado de Asurbanipal la mayor parte de las naciones de la Media Luna Fértil habían sido subyugadas por los ejércitos asirios o pagaban tributo a Asiria. Sin embargo, antes de que él muriera, empezó a cambiar el cuadro, y después de su muerte (alrededor de 627 a. C.), el imperio asirio se desmoronó rápidamente. Al fin, después de un sitio de tres meses, Nínive misma fue tomada en 612 a. C. por los medos y los babilonios.